Más de Sociedad

«Ser empresaria y tener valores es compatible»

Alexandra Cherta. Reside en Tarragona, es licenciada en ADE y sus principios la han llevado a crear su propia empresa de ropa sostenible con solamente 25 años

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
a empresaria tarraconense de 25 años, Alexandra Cherta.  Foto: Cedida

a empresaria tarraconense de 25 años, Alexandra Cherta. Foto: Cedida

«Empecé a descubrir lo que había detrás de la industria textil y no me gustó nada. Estoy muy lejos de esa fórmula». La tarraconense Alexandra Cherta ha inaugurado su propia aventura empresarial mediante la creación de una marca de ropa sostenible, muy separada de los estereotipos convencionales y aferrada a sus propios valores. «Al principio lo llevaba mal y lo gestionaba peor y me enfadaba con la gente que tenía alrededor. Al final hice mi propio camino porque es la mejor manera de ayudar. Ofrecer otra alternativa sostenible e igual de atractiva».

Esa propuesta se llama LE BOBÚ y ya cuenta con sus propios diseños a través de la red, con Alexandra como líder de una idea que, poco a poco, va tomando el sentido y cumpliendo los propósitos de la joven emprendedora.

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas solo cuenta con 25 años, aunque ya dispone de formación en el mundillo. «Trabajé durante año y medio en la start up Tiller Systems y aprendí a perderle el miedo al fracaso. Esa experiencia me animó mucho a dar el paso que finalmente he dado», reflexiona. Además completó un Máster en Emprendimiento y vivió otros procesos de educación indispensables para instalarse en la parcela de los negocios.

El mundo de la moda le llamó la atención prácticamente desde la infancia, sobre todo desde que aprendió a coser en el barrio de Bonavista. «Yo hago los diseños y disponemos de un taller muy pequeño. Nuestros tejidos son biodegradables y naturales. También recuperamos tejidos que otras empresas tiran», explica sobre el método de trabajo que ha instaurado. «Siempre he querido tener una empresa y pienso que ser empresaria y mantener tus propios valores y principios es compatible», asegura. Bajo esos códigos de conducta se ha marcado un nuevo reto basado en un negocio perfectamente adaptable a la responsabilidad medioambiental y al compromiso humano.

Producto online

Toda la ropa de LE BOBÚ se puede encontrar a través de su página web o por las redes sociales y la marca acaba de estrenar una nueva colección de diseños bastante originales, con la aparición de los colores. «Siempre se ha relacionado la sopa sostenible con la poca variedad y ahora estamos intentando ofrecer nuevas aportaciones a los clientes», confirma la tarraconense.

La aparición de esos nuevos productos precisa de unos condimentos que encajen en la filosofía de la empresa. «Buscamos colores, músicas y pinturas que reflejen nuestros valores», explica Cherta, inmersa de lleno en su paso hacia la industria repleto de valentía y decisión. «No pienso en que me va a ir mal, intento ser positiva, no hay una forma mejor de trabajar». El optimismo que ofrece la actitud juvenil se ha convertido en una signo de rebeldía necesario ante los instantes de dificultad lógicos en esta etapa.

El proceso creativo de una marca de ropa resulta del todo enriquecedor para Alexandra Cherta, que a pesar de su precocidad muestra conocimiento y afán de progreso, ingredientes cruciales para el éxito. Desde el pasado mes de julio, cuando presentó su primera colección LE BOBÚ, no se ha cansado de buscar nuevos caminos para mejorar un proyecto que presume de dos puntos indispensables; buen gusto y principios.

Temas

Comentarios

Lea También