Más de Reus

El Priorat exige reactivar el diálogo para mejorar la gestión del Siurana

Se considera que desde Riudecanyes se «expolia» el agua, mientras que el río se seca y los municipios sufren escasez

MONTSE PLANA

Whatsapp
Imagen actual del pantano de Riudecanyes. En breves empezará la campaña de riego y llegará agua del Siurana. FOTO: ALFREDO GONZÁLE

Imagen actual del pantano de Riudecanyes. En breves empezará la campaña de riego y llegará agua del Siurana. FOTO: ALFREDO GONZÁLE

Entidades, grupos ecologistas, payeses, ayuntamientos y el Consell Comarcal del Priorat piden que se reactive de forma inmediata la Taula del Siurana-Riudecanyes. Un espacio de diálogo creado en diciembre de 2018 para resolver el conflicto abierto entre ambos pantanos, pero que desde hace un año que no se convoca.

Los sectores implicados quieren soluciones inmediatas a un conflicto que afecta tanto a los payeses –que no pueden regar porque no disponen ni de infraestructura– como al ecosistema del río y a los propios vecinos de la comarca del Priorat. Y es que los municipios de la mancomunidad del Topograpo, que se abastecen del pantano de Siurana (Gratallops, Torroja del Priorat, Poboleda y Porrera) cada verano sufren problemas de abastecimiento por las altas concentraciones de nitratos. «Hemos reclamado a la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) que se convoque de nuevo, pero no obtenemos respuesta», se exclama desde Unió de Pagesos. Por su parte, fuentes consultadas del ACA explican que se está pendiente de la confirmación por parte del Govern de la Generalitat para poder retomar las reuniones para, así, llegar a consensos y asumir los compromisos que se deriven.

"Necesitamos regar para poder subsistir. La producción de las viñas desciende cada año"

La escasez de agua en el Priorat es una problemática que se agrava especialmente en verano. Es en ese momento cuando la demanda aumenta en los municipios, pero los bajos niveles del río provoca que la concentración de nitratos se disparen, por lo que se tiene que restringir su uso. Es en ese momento cuando algunos municipios han llegado al extremo de tener que abastecerse con cubas. De hecho, la problemática es tan habitual que muchos vecinos ya disponen de sus propios depósitos para poder afrontar estos episodios. Como detalla el alcalde de Poboleda, Josep M. Díaz, a día de hoy ningún municipio está teniendo problemas de suministro, «pero estamos ya preocupados, porque los barrancos empiezan ya a secarse y acabará pasando lo de cada año, que en verano estaremos con restricciones». Recuerda que en el caso de Poboleda no se ha llegado al extremo de las cubas, «pero, por ejemplo, el verano pasado tuvimos que restringir el uso de agua durante las noches para poder recuperar los niveles».

Desde el Priorat lo que se reclama es una mejor gestión del río Siurana, que actualmente se basa en una normativa de la década de los años 30 que otorga a la Comunitat de Regants del Pantà de Riudecanyes una concesión de agua del Siurana que les permite utilizar gran parte del caudal del río. Desde Riudecanyes se ha recordado en ocasiones que fue el Baix Camp quien pagó la construcción del pantano. «Pero la gente del Priorat se ha empoderado y reclaman el uso del agua y se tienen que encontrar soluciones», exclama Josep Z. Ferré, miembro de la permanente comarcal de Unió de Pagesos en el Baix Camp. Remarca que no se trata de un problema entre payeses, «somos el mismo sector y vamos a una. En el Baix Camp no tenemos problemas y regaremos siempre que baje agua del Siurana, pero en el Priorat tienen que tener también el derecho», subraya Ferré, que se pregunta, «si cada vez hay menos payeses, ¿por qué se está gastando más agua que nunca?».

"En el Baix Camp no tenemos problemas para regar y este derecho también es del Priorat"

Paralelamente, desde el Priorat, los payeses no pueden regar porque no disponen ni de infraestructura. «Estamos notando el cambio climático, y hace 20 años no era necesario regar las viñas, pero el río se ha secado, se ha perdido humedad y la cosecha cada vez es más reducida. Necesitamos riego de apoyo, no para aumentar la producción, sino para poder subsistir», recalca Jordi Aixalà, de Unió de Pagesos del Priorat. También señala que si se pudiera regar se abriría la puerta a la diversificación del cultivo, apostar también por los olivos, por ejemplo, «porque ahora estamos en un monocultivo de la viña».

También el presidente del Consell Comarcal del Priorat, Xavier Gràcia, pide reactivar la Taula del Siurana: «La alternativa pasa por encontrar más agua. En el Priorat no tenemos ninguna otra, pero en la otra comarca, sí», dijo en referencia al Baix Camp. Para él, las soluciones pasarían por una gestión más eficaz de la depuradora de Reus, y sin cerrar la puerta a un «minitrasvase» del Ebre.

En esta línea, el presidente del Gepec, Xavier Jiménez, critica la gestión que se hace del agua desde el Baix Camp. «En Reus anualmente se lanzan 4 millones de metros cúbicos de agua depurada al mar. Es 1,3 veces la capacidad del embalse de Riudecanyes», dice, a lo que añade: «Mientras la cuenca del Siurana es expoliada, riegan rotondas».

"Los barrancos ya se están secando y en verano no estaremos como cada año, con problemas de agua"

Usar el agua depurada

Ante estas reclamaciones, desde la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) se recuerda que se está trabajando en la redacción de un estudio para poner encima la mesa el posible uso del agua regenerada desde la depuradora de Reus. El objetivo es analizar todas las alternativas para garantizar, de un lado, los usos del agua, y de otro, las necesidades del río en cuestión de caudales ambientales.

Como informaba el Diari en la edición del 29 de mayo de 2020, dicho estudio encargado por el ACA se está llevando a cabo con un presupuesto de más de 50.000 euros. La misma Agència destacaba como necesidad para desarrollar este estudio que las fuentes de abastecimiento de agua de la zona del Baix Camp se están reduciendo. Las reservas subterráneas han disminuido, lo que «obliga a buscar alternativas para incorporar nuevos recursos hídricos». Cabe recordar que de los 6 millones de metros cúbicos de agua que anualmente son tratados en la estación depuradora de Reus, se reutiliza solo un 11,6% (agua usada por la Comunitat de Regants del Molinet y el Gaudí Golf Club). La cantidad restante va hacia el barranco de Mas Calvó y acaba llegando al mar a través del de Barenys.

Temas

Comentarios

Lea También