Más de Reus

El Ayuntamiento de Reus plantea abrir el Mercat Central al mediodía y alguna tarde más

El consistorio ve necesario ampliar el horario a la hora de comer para aprovechar los nuevos espacios de restauración. Quiere reunirse con los paradistas este mes para acordarlo

CARMINA MARSIÑACH

Whatsapp
Actualmente el Mercat Central abre todas las mañanas de lunes a sábado y el viernes también por la tarde. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Actualmente el Mercat Central abre todas las mañanas de lunes a sábado y el viernes también por la tarde. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El Ayuntamiento de Reus y los paradistas del Mercat Central están negociando una ampliación más suave de los horarios. A finales de enero del año pasado, el consistorio anunció que a partir de octubre del 2020 el Mercat abriría todas las tardes de martes a viernes de 9h a 20h, una medida que no se llegó a aplicar al estallar la pandemia. La reforma horaria generó polémica entre los paradistas porque dicen que no se consensuó y quieren llegar a un acuerdo.

El consistorio ha propuesto a los paradistas que el Mercat Central cierre más tarde los mediodías, y para compensar, por las mañanas abra más tarde. Y les ha planteado abrir alguna tarde más haciendo horario continuo, sin cerrar al mediodía. Pero de momento, aún no hay nada decidido. Después de Semana Santa está previsto que haya una nueva reunión del Consell Assesor dels Mercats Municipals de Reus, formado por 28 miembros del Ayuntamiento y algunos paradistas, para tratar de nuevo la ampliación horaria.

Cabe recordar que actualmente, las paradas abren de lunes a jueves de 8 a 14 horas; los viernes de 7.30 a 14.30 h y de 17 a 20.30 h; y los sábados, de 7.30 a 15 horas.

Desde el Ayuntamiento creen que es necesario abrir durante las horas de comer en un futuro para aprovechar los nuevos espacios de restauración que se han habilitado y porque hay paradas que ya han hecho inversiones en este sentido, aseguran. Ahora están cerrados por las restricciones de la Covid-19.

Después de la prueba que se hizo durante la campaña de Navidad, el Ayuntamiento ha planteado una ampliación de horario más suave, pero insisten en qué todos los mercados están creciendo en este sentido, y que habrá más movimiento de gente con el traslado del CMQ a las instalaciones del antiguo Hospital.

Los comercios no cierran la puerta abrir más horas, y según el presidente de los paradistas, Ildefons Vidal, la mayoría podría estar de acuerdo en abrir dos tardes a la semana, pero no tienen claro hacer el horario continuo por la gran cantidad de horas sin descanso que supone.

Vidal asegura que llegar a un acuerdo que satisfaga a todo el mundo es muy difícil porque «hay muchas opiniones diferentes, somos 40 empresas con problemáticas y realidades muy distintas». Y cree que una buena opción podría ser abrir una tarde más, probar si funciona y más adelante plantear nuevas ampliaciones de horarios si fuera viable. «Un cambio muy grande de golpe, hace mucho respeto», dice Vidal. El presidente de los paradistas cree que la ampliación del horario se tiene que estudiar muy bien porque supondría un aumento de personal y costes añadidos: «Tenemos que ver si lo podríamos soportar» y señala que «hay que buscar un término medio entre dar más servicio a la población y el servicio que nosotros podemos ofrecer». En este sentido, Vidal recuerda que este modelo no debe afectar la calidad de la atención al cliente, o de los productos ni la viabilidad de las empresas.

Por su parte, desde la Cansaladeria Besora consideran que abrir todas las tardes no sería viable: «La guerra de los horarios la tenemos perdida, contra quién sea. Somos artesanos y querer hacer guerra de horas es ponernos más gastos de personal y de consumo y vender lo mismo».

En este sentido, dicen que no es posible implementar un horario de supermercado porque la mayoría de paradas son negocios familiares. «Si hay una persona sola que tiene que estar trabajando todo el día, no hay conciliación familiar», aseguran y señalan que los números no dan para contratar más personal y asumir más gastos. Aun así, no dicen que no a abrir alguna tarde más, pero ponen de manifiesto que debe ser algo consensuado.

Otro paradista, Pere Margalef, de Cal Pere, también está de acuerdo en abrir una tarde más pero con condiciones: «Con una promoción clara y real, que implique a la ciudad con el Mercat». Lamenta que la ampliación de horario que se hizo en Navidad no acabara de funcionar por falta de promoción.

Margalef criticó que el Ayuntamiento les quisiera imponer abrir todas las tardes: «Si tengo que hacerme el carnet de identidad, tengo que ir por las mañanas, si tengo que hacer un trámite del Ayuntamiento, también. Cuando ellos abran todo el día, empezaremos a hablar de si yo quiero o no quiero abrir por las tardes», dice. Haciendo horario intensivo cree que no se podría mantener la calidad del servicio, ni tampoco podrían conciliar la vida laboral con la familiar. Tampoco ve claro abrir los mediodías, ya que según dice, los viernes y los sábados a partir de las 14h el Mercat está vacío.

Según Margalef, antes de anunciar que se quiere abrir el Mercat todas las tardes, debería hacerse un diagnóstico real de la situación de todos los paradistas para y ver si es viable.

Algunos paradistas consideran que la ampliación horaria interesa a «los tres o cuatro peces gordos del Mercat que se acabarán comiendo a los pequeños».

El Ayuntamiento no ha desvelado qué se instalará en el espacio que ocupaba el Caprabo. Los comercios, esperan que el proyecto ayude a dinamizar el Mercat.

Aumento de cuotas

El consistorio ha realizado una actualización de la cuota que los paradistas pagan cada mes del canon y los servicios de vigilancia, seguridad y limpieza. El importe se ha incrementado en un 2%. Algunos comercios critican esta subida en plena pandemia, pero el Ayuntamiento defiende que tan solo supone una media de 4 euros mensuales por parada.

Temas

Comentarios

Lea También