Más de Opinión

Esquelas amables

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

En los últimos días he visto dos esquelas que me han impresionado. La primera salió publicada en el Diario de Navarra en recuerdo de Julián Arróniz Remiro y en ella el propio finado explica que falleció en Pamplona el 6 de abril de 2020, para luego decir a sus allegados que «durante este año os he podido sentir echándome mucho de menos, recordando con amor cientos de momentos bellos compartidos, celebrando fechas señaladas con ojos humedecidos y escuchando con orgullo mis rancheras favoritas...». Desde el cariño y desde el más allá, lanza un abrazo a esos seres queridos que tanto le extrañan 365 días después de que los dejara. «¡No os imagináis lo mucho que os lo agradezco y lo bien que sienta recibir tanto amor y buenos sentimientos aquí arriba!», explica. Y sigue: «Continuad haciéndolo, pero, por favor, que sea como hasta ahora, siempre con humor y una amplia sonrisa. Muchas gracias. Os quiero». Eso sí, el buen hombre también les recuerda que se pongan las mascarillas y mantengan las distancias. «No quisiera veros por aquí». Y se despide con ironía: «Un fuerte abrazo (aquí sí podemos darlos)». La otra esquela, publicada en El Correo, recuerda a Eduardo Galparsoro García, que se fue el 16 de abril de 2020. En su mensaje relata «¡cómo pasa la vida… y la muerte! Un año ya. Por aquí todo genial. ¡Qué contentos nuestros padres cuando me vieron, un poco antes de lo previsto». Tras contar que por la mañana canta con Aute, por la tarde con Cecilia y por la noche con Niño Bravo, anima a sus familiares y amigos: «Cuidaos mucho, y vacunaos, porfa, que llega gente a mogollón». Así lo haremos.

Temas

  • El mirador

Comentarios

Lea También