Más de Deportes

Deportes TENIS

Matteo Martineau decide en el tie-break el ITF del Reus Monterols

El francés venció a un impetuoso Emilio Nava, que tuvo una bola de partido. Procedente de la previa, el estadounidense de 19 años ha sido la gran sensación del torneo. Fue subcampeón júnior del Open Australia en 2019 

FRANCESC JOAN

Whatsapp
Matteo Martineau, golpeando una bola durante la final del Monterols. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Matteo Martineau, golpeando una bola durante la final del Monterols. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

En la pista central del Reus Monterols se hizo el silencio absoluto. Después de dos horas de un tenis exquisito durante la final del ITF World Tennis Tour Autolica Mercedes Benz el jugador revelación del torneo, Emilio Nava, tenía ante sí la oportunidad de culminar una semana de ensueño. Era pelota de partido para el joven estadounidense, de 19 años, número 476 en el ránking mundial de la ATP y ante quien se habían rendido los aficionados a lo largo de toda la semana. Procedente de la fase previa, había superado uno tras otro a todos sus rivales, a partido por día, para aspirar por vez primera al título en un ITF de 25.000 dólares.

Su agresivo juego de tiralíneas, su envidiable velocidad de piernas para atacar y defender bolas inverosímiles y sus certeros saques -también el segundo- le permitían acariciar un nuevo título tras imponerse un mes atrás en el M15 de La Nucía (Alicante), que ganó también desde la qualy este joven pupilo de la academia que dirige Juan Carlos Ferrero.

Supo mantener la calma en ese momento decisivo el francés Matteo Martineau (22 años), que hasta entonces había sufrido y sabido contener las embestidas del Nova a partes iguales. No sólo eso. Su mayor experiencia le permitió igualar el choque a cinco juegos en ese tercer set, y luego a seis, para acabar decidiendo finalmente a su favor el título en un tie-break en el que fue netamente superior (7-4).

Su triunfo, por 6/4, 2/6 y 7/6 tras dos horas y media de juego, es también el triunfo de mayor calado para este galo, número 409 en la ATP, y confirma a la vez la hegemonía de los tenistas franceses en esta edición del torneo del Monterols, que contó con tres cuartofinalistas procedentes del país vecino.

Martineau sumará además unos valiosos puntos que le permitirán subir algunos puestos en el ránking mundial y colarse posiblemente en el top 400.

Martineau y Nava, antes de disputarse la final. FOTO: A. González

La final fue tan apasionante como equilibrada de principio a fin, con un espectacular arranque y empuje de Nava en el primer juego donde dejó claro ya, de entrada, que vendería muy cara su piel frente al sexto cabeza de serie del torneo.

El equilibrio se mantuvo hasta el 4-4. No fue hasta el noveno juego del primer set cuando Martineau pudo apuntarse el primer break, para cerrar luego esa manga inicial por 6-4, en 45 minutos de juego.

Pese a ese golpe y a cometer muy pocos errores hasta entonces el joven estadounidense no se vino abajo. Ni mucho menos. Mantuvo en el segundo set el patrón y el ímpetu que le habían llevado hasta la final, desarbolando por completo a su rival e incluso certificando varios juegos en blanco. El 6/2, en 40 minutos, habla por sí solo del torbellino que fue Nava en la pista central.

Todo iba a decidirse en el tercer set, donde la final volvió a equilibrarse. Las alternativas fueron constantes y también el intercambio de breaks, con un Martineau que se activó de nuevo y sacó golpes excepcionales. Su reacción llegó a tiempo para forzar el desempate final y jugar con mayor aplomo el tie-break final.

Ganó Matteo Martineau, que entra en el historial de campeones del ITF y sucede al reusense Eduard Esteve, el último campeón en 2019 tras la anulación de la pasada edición por la pandemia. Esteve, por cierto, que cayó en segunda ronda ante Pol Martín en tres sets, es ahora mismo 400 de la ATP.

Más allá del título del francés el Monterols descubrió a un Emilio Nava con un futuro de lo más prometedor y que fue subcampeón júnior del Open Australia en 2019

El propio presidente del club, Jordi Compte, agradeció durante la entrega de premios a ambos jugadores su esfuerzo y buen juego a lo largo de la final. «Os deseo mucha suerte a partir de ahora. Si no podéis volver a nuestro torneo significará que vuestra trayectoria sigue hacia adelante», manifestó.

Una semana intensa

El dirigente agradeció también a los patrocinadores, encabezados por Autolica Mercedes Benz y secundados por otras firmas, su apoyo en la celebración del torneo internacional que el Monterols lleva celebrando desde hace varias décadas; y también el apoyo institucional tanto del Ayuntamiento de Reus como de la Diputació de Tarragona.

Igualmente quiso acordarse de todo el personal del club, en especial los encargados de mantenimiento, por el trabajo que han tenido a lo largo de toda la semana para poder tener las pistas de juego en perfecto estado; agradeció también la dedicación de todos los recoge pelotas -niños y niñas de la escuela de competición de la entidad- y de los jueces.

Temas

Comentarios

Lea También