Más de Deportes

Fran Carbia, el goleador silencioso

Tras su tanto ante el Alcoyano en 
el Collao ya es el máximo goleador 
del equipo en liga con seis dianas

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Fran Carbia, el goleador silencioso

Fran Carbia, el goleador silencioso

No busquen estridencias en esa mirada humilde y esa sonrisa tímida porque no las hay. Fran Carbia es así, un obrero del verde que se arropa en el trabajo y escapa del foco. Todavía se le recuerda con cariño en Reus cuando llegaba con su Seat León al Municipal y lo aparcaba con naturalidad junto a otros coches de mayor cilindrada. No había mayor reflejo de su personalidad que ese.

Por eso es un futbolista al que siempre se le ha tenido en alta estima en los vestuarios, porque trabaja en silencio y espera su momento. Cuando le llega la ocasión la intenta aprovechar, sino es así nunca exhibe una mala cara o lanza una pullita.

Más allá de sus virtudes como persona, Carbia es un jugador que donde va termina siendo importante sobre el terreno de juego. Lo consigue porque no negocia el esfuerzo y a ello le añade una pillería en los metros finales que le hace ser un jugador temible para el rival.

El tarraconense no es ni el más rápido, ni el más talentoso, ni el que tiene un físico más privilegiado, pero tiene gol y si tiene una ocasión suele acabar con el balón en el fondo de la red.

Esta estirpe de futbolista ha sido rutinaria en el fútbol español. Raúl González o David Villa fueron jugadores que respondían a este prototipo de delantero y Fran Carbia comparte semejanzas, aunque evidentemente en niveles incomparables.

Si uno repasa los goles del tarraconense esta temporada encuentra que en todos ellos coincide el hecho de que su lectura táctica es perfecta. Siempre está donde pide la jugada y además las materializa con una sencillez acorde a su personalidad. Lo hace fácil.

Golazo en el Collao

El último gol ante el Alcoyano llegó en un maravilloso desmarque que Brugui leyó a la perfección para filtrarle el cuero y dejarle mano a mano con José Juan. Carbia no se puso nervioso y sorteó al ilustre portero hasta fabricarse el espacio y definir a puerta vacía. Puede parecer sencillo, pero no lo es. Aquella jugada hubiese sumergido a otro futbolista en un mar de nervios, pero no a un Carbia que tiró de templanza para marcar su sexta diana.

El gol en el Collao permite a Fran Carbia convertirse en el máximo goleador del equipo en liga con seis tantos en su casillero particular. Le sigue Brugui con cinco tantos y Pedro Martín y Pol Ballesteros con cuatro cada uno. Los números no engañan y el tarraconense es el futbolista con más colmillo de la plantilla. Lo está haciendo actuando en la banda y eso le da un valor doble.

Hay que recordar que Carbia siempre ha sido delantero o segunda punta, aunque ya en el CF Reus ocupó la banda de manera intermitente y en el 4-3-3 de Toni Seligrat siempre ha partido desde la izquierda. Podría actuar también en la lanza del ataque, pero ha entendido que el hueco está en el costado zurdo y allí está respondiendo. Lo está haciendo con un constante repliegue defensivo, una presión agresiva sin balón cuando la jugada lo permite y sobre todo con unos movimientos en la fase ofensiva que le convierten en un incordio para los defensas rivales.

Curiosamente, Fran Carbia recibe este fin de semana la visita de su exequipo el Ibiza. Allí recaló tras una aventura efímera en el Dinamo de Tbilisi, pero lo cierto es que nunca llegó a sentirse importante. Por ello apostó por regresar al club grana en el que se había formado en el pasado de mercado de invierno. Debutó con un doblete en los seis partidos que duró la temporada antes de que finalizase de manera abrupta por el coronavirus.

Fue una estancia corta, pero suficiente como para que la entidad grana y el jugador tarraconense tuvieran claro que tenían que seguir yendo de la mano. Carbia se despidió con un mensaje en el que dejaba claro que no era un adiós.

El Nàstic también lo tuvo claro y durante el mercado de verano negoció con el Ibiza en unas negociaciones que se alargaron pero que desembocaron con la marcha de David Goldar al Ibiza y la llegada de Fran Carbia al Nàstic. Un intercambio fructífero para ambos equipos tal y como ha demostrado el tiempo.

Temas

Comentarios

Lea También