Más de Costa

Fallece Josep Cabrera, dueño de la cadena Princess Hoteles

Este empresario de origen reusense fue uno de los pioneros del turismo en la Costa Daurada. El viernes murió en el transcurso de una comida en Castellvell del Camp 

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo del empresario Josep Cabrera. FOTO: DT

Imagen de archivo del empresario Josep Cabrera. FOTO: DT

Josep Cabrera Blanch, de 80 años de edad y de orígen reusense, falleció el pasado sábado a la hora de comer en un restaurante de Castellvell del Camp, según ha podido saber el Diari.
El empresario turístico es uno de los nombres propios del sector hotelero de la Costa Daurada del siglo XX. La empresa que presidía (con domicilio fiscal en Reus) yallevaba tiempo en manos de sus hijos, Robert y Judith y del marido de ésta, Carles Poy.

El grupo tiene actualmente 22 hoteles distribuidos por Barcelona, Canarias, Punta Cana (República Dominicana) y Riviera Maya (México) con una oferta que roza las 10.000 camas. Actualmente, Princess Hoteles está en la décima posición del ranking español y en la tercera posición de la lista en Catalunya.

Visión y trabajo 

Cabrera fundó en 1969 el hotel Delfín Park de Salou, del que era propietario junto a otro empresario con nombre propio, Josep Espelt. Ambos expandirían su negocio a las Islas Canarias poco antes de separarse (1995) y cada cual coger rumbos diferentes: Cabrera al frente de Princess Hotels y Espelt liderando la cadena H10, con siete resorts entre Salou, Cambrils y Tarragona.

A finales de la década de los años 80 y principios de los 90 se puso al frente del hotel Negresco, actualmente perteneciente a la cadena Best. También fundó Viajes Cresta, agencia receptiva de turismo de las Islas Británicas en Catalunya y Viajes Negresco.

La presidenta de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria de Tarragona (FEHT), Berta Cabré manifestaba el «reconocimiento a un empresario que supo ver en el destino el potencial que tiene e hizo una apuesta firme y decidida en la construcción de hoteles emblemáticos a la Costa Daurada. También por su visión internacional en la apertura de nuevos mercados. Fruto de su trabajo, hoy recibimos a los clientes que tenemos. Aparte de ser un gran empresario, era una gran persona, con valentía, visión de futuro y siempre apoyando al sector».

Con Espelt fueron socios hasta 1995, cuando hubo la escisión del grupo Princess Hotels y nació la cadena H10 Hotels. Este grupo empresarial se quedó con la mayoría de activos de la Costa Daurada y la cadena Princess Hotels apostó por otras destinaciones: Barcelona, Canarias, República Dominicana y México. Aún así, la sede social se mantiene en Reus, la ciudad natal de su fundador.

El funeral se ha celebrado este lunes 12 de abril en la parroquia de Crist Rei, de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También